See now, buy now

See now, buy now

Desde el siglo pasado, existe una norma no escrita por la que se rige el mundo de la moda: las pasarelas se adelantan seis meses o, lo que es lo mismo, lo que ves hoy en las pasarelas es lo que llevarás  la próxima temporada.

Pero como dice la canción “cambia, todo cambia,…” y la moda no iba a ser menos. Así que, desde el 2016, y gracias a Matthew Williamson, se ha puesto de moda (valga la redundancia) ver-comprar. Es, en palabras más simples, algo así como Zara. Es decir, lo ves-lo compras-lo quieres.

Desde el 2016, y gracias a Matthew Williamson, se ha puesto de moda ver-comprar.

See now, buy now

Desfile masculino

La moda no es ajena al mundo rápido y consumista en el que vivimos; de hecho, probablemente sea la menos ajena a esto. Todo lo queremos ya, en el instante. Yo, que creo en la magia -las pelis de Disney hicieron mella en mí…-, considero que se nos está yendo todo un poco de las manos. No sólo en lo que a moda se refiere, sino en general. El deseo de acumular, de tener para, quizás, tapar otras faltas o carencias que todos tenemos a través de la satisfacción inmediata de la posesión, nos está llevando a un ritmo frenético de consumo de cosas que, a veces, ni siquiera necesitamos.

El deseo de acumular, de tener para, quizás, tapar otras faltas o carencias que todos tenemos a través de la satisfacción inmediata de la posesión.

Me he puesto un poco Punset… Pero es que si lo pensamos fríamente ¿no crees que es excesivo? Porque no se trata, simplemente, de que las cosas cambien o evolucionen -algo que es fantástico-, lo que me pregunto es si no estamos dejándonos llevar por lo fácil para no mirar alrededor y, incluso, a nosotros mismos.

No estoy diciendo que no compres. Sería absurdo por mi parte decir algo así, teniendo en cuenta que yo tengo un blog de moda masculina en el que hablo de tendencias y aconsejo sobre prendas que te puedes comprar. Lo que digo es que en el equilibrio reside la paz. O, por lo menos, eso es lo que pienso e intento practicar -no siempre me sale a la primera…-.

See now, buy now

Final desfile de Hackett

El nuevo diseñador de Calvin Klein, Raf Simons, es uno de los muchos que se muestran reticentes a esta tendencia del fast-fashion.

Y, no soy la única que lo ve así. El nuevo diseñador de Calvin Klein, Raf Simons, es uno de los muchos que se muestran reticentes a esta tendencia del fast-fashion. Al final, en la pasarela se muestran las propuestas de cada diseñador. Y, esas propuestas salen de la creatividad de ese diseñador. Por experiencia, digo que la creatividad no es algo que se pueda imponer; es algo que emana de manera natural.

Quizás sea una romántica o una antigua pero creo que lo que está bien, a veces, es mejor no cambiarlo.

 

avatar

Noemi Morales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.