Por qué a veces la moda es cara

Por qué a veces la moda es cara

Hace unos días hablaba con una persona acerca de la moda y me decía, “es que yo no me puedo gastar 200€ todos los meses en ropa”. Y, tiene razón, no todo el mundo tiene una cartera mágica de la que brotan billetes de 50 -y menos en estos tiempos…-. Sin embargo, debemos ser conscientes que, al igual que a cada uno de nosotros nos gusta que nos paguen nuestro trabajo y tener derechos, a los demás también. Así que, aquella conversación me dio la idea para escribir este post porque no siempre la moda es cara porque sí.

Ha llegado un momento en el que comprar 5 pares de calcetines por 2€ nos parece normal.

Sinceramente, creo que nos estamos mal acostumbrando. Ha llegado un momento en el que comprar 5 pares de calcetines por 2€ nos parece normal, pero pagar 9€ por un sólo par nos resulta abusivo. Sin embargo, todos sabemos que las empresas de moda -o no de moda- no son ONG´s y están hechas para ganar dinero. Te aseguro que en ninguno de los dos casos pierden dinero.

Por qué a veces la moda es cara

No siempre la moda es cara porque sí…

Vamos a hacer un ejercicio. Imaginemos que vamos a comprar una camisa blanca y, en la tienda, nos enseñan dos, exactamente iguales. Pero una cuesta 25,95€ y la otra cuesta 60€. ¿Qué diferencia hay entre ellas? A simple vista, ninguna. Las tocamos, las observamos y todo en ellas está en orden. Entonces, ¿dónde está la diferencia? Pues la diferencia está en lo que no se ve. Es decir, desde que un diseño sale del bolígrafo de un diseñador hasta que llega a una tienda para que tú la compres, el proceso es largo.

Tampoco quiero caer en la demagogia; simplemente, explicar que hasta que el producto final llega a nosotros, hay una serie de caminos.

Y, es igual de largo para la más cara y para la más barata; la diferencia reside en cuánto va a costar cada proceso. No voy a descubrir la pólvora, todos sabemos leer y en las etiquetas de todas las prendas pone donde están hechas. Y, que conste, que tampoco quiero caer en la demagogia; simplemente, explicar que hasta que el producto final llega a nosotros, hay una serie de caminos y cada uno escoge el que quiera.

Lo que pretendo dejar claro con este primer ejemplo, es que las prendas no son caras porque sí; son caras porque no es lo mismo fabricar en países como Italia, España o Portugal que hacerlo en países donde el sueldo medio es infinitamente menor al que tenemos, por ejemplo, en Europa. Eso, entre otras muchas cosas como: la calidad, el transporte, los materiales,…

Por qué a veces la moda es cara

La diferencia está en lo que no se ve

Pero sigamos más allá. En la misma conversación que les decía antes: “¿una corbata 120€? ¡Estás loca!”. No, no estoy loca. Es verdad, que en muchos casos, las prendas de marca son más caras, incluso que otras que también están hechas en Europa. Pero, está claro que para eso las marcas invierten grandes presupuestos en hacer campañas y generar, precisamente, imagen de marca.

Porque, ¿verdad que no es lo mismo comer en un restaurante con estrella Michelin, que hacerlo en uno normal? Pues en los dos se sirve comida… Aunque no de la misma manera.

Porque, ¿verdad que no es lo mismo comer en un restaurante con estrella Michelin, que hacerlo en uno normal? Pues en los dos se sirve comida… Aunque no de la misma manera. En las corbatas, por ejemplo, pasa lo mismo. Una corbata se puede convertir en una prenda de lujo cuando está cosida a mano, cortada de manera individual, confeccionada con telas de la mejor calidad,… Esto, señores, se llama artesanía. Pero, si no quieres ponerte romántico/trascendental, te lo bajo a la tierra; las horas de trabajo y la calidad de la persona que hace el trabajo, se paga. ¿Por qué si todos los médicos estudiaron lo mismo, no cobran todos lo mismo? Obviamente, porque no todos tienen la misma calidad. Así, volvemos otra vez a lo que no se ve a simple vista.

Por qué a veces la moda es cara

Corbata cosida a mano de Passaggio Cravatte

No estoy hablando sólo de marcas low cost vs. marcas luxury. (Y aquí quiero hacer un inciso porque a veces, ambas, están hechas en países con salarios medios ínfimos y nos lo cobran a precios de oro. Pero bueno… Esto me daría para otro post). Se puede elegir entre más opciones, como las que yo denomino marcas intermedias pero que, en realidad se llaman slow fashion , es decir, aquellos que crean una marca de manera sostenible (por lo menos socialmente) y que venden prendas a precios medios.

Por qué a veces la moda es cara

Distintos factores marcan el precio a pagar

Sé que este tema daría para mucho más, pero tampoco voy a escribir una tesis. Simplemente, con este post, lo que pretendo es poner de manifiesto que existen distintas maneras de hacer las cosas y por lo tanto, distintos precios finales. Y, que el trabajo tiene su precio. A partir de aquí, cada uno decide lo que quiere y puede comprar. Pero, ¿tú qué opinas?

 

In the blue loop: Blog moda masculina.

Fotos: Pinterest, Passaggio Cravatte

 

 

avatar

Noemi Morales

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *