Cómo combinar tus zapatos

Cómo combinar tus zapatos

No me acuerdo de cuántas veces habré dicho lo importante que son unos zapatos en el look. Para empezar, que estén limpios; sin eso, ya puedes ser el tío más guapo y con la ropa más cara de tu calle, que acabas de arruinar toda tu buena intención.

Pero, a parte de las pautas de higiene, los zapatos son el complemento principal de cualquier look, conjunto, outfit o como lo quieras llamar. Son el único complemento que nos ponemos sí o sí -normalmente, la gente no suele salir a la calle descalzo-. Por lo tanto, la atención que merece es máxima. Independientemente del estilo de cada uno o del tipo de zapatos que elijas: oxford, monks,… Hay unas normas básicas que todo el mundo debería seguir, sobretodo, en lo que a combinación de colores se refiere

Zapatos marrones

Con marrones incluyo marrón oscuro y claro. Para mí, los zapatos marrones son unos de los que más versatilidad presentan. Con la gama de los verdes y azules son especialmente combinables; otra de las opciones son los vaqueros o los chinos en cualquier tonalidad; incluso, con los colores neutros, pastel o más vibrantes en verano, son una opción perfecta.

El único “pero” que les encuentro, es que tienen un carácter más informal. Por ejemplo, jamás – y cuando digo jamás, es jamás- lleves unos zapatos marrones con un smoking o con un chaqué. Eso es de desprendimiento de retina, tengas el estilo que tengas. Los trajes oscuros por la noche también quedan infinitamente mejor con unos zapatos negros, antes que con unos marrones. Por lo que si vas a combinar un traje con unos zapatos marrones, mi consejo es que los lleves con trajes azules o grises por el día. Para mí, con el traje negro, tampoco es una combinación ganadora.

 

Zapatos negros

Está claro que para muchos -como para Vestirse por los Pies que le dedica una oda- son los zapatos por excelencia. La verdad es que son imprescindibles en cualquier armario. Sin embargo, yo los encuentro más limitados. Está claro que unos zapatos negros con un traje gris, es un combinación ganadora; incluso, con uno azul marino también puntúa al alza.

Para mí los zapatos negros, están dedicados a los ámbitos más formales; no me pegan tanto con unos chinos o con unos vaqueros. Otra cosa son las sneakers o las botas; pero lo que nos ocupa ahora son los zapatos y, sinceramente, los veo más para trajes o para pantalones de vestir en tonos grises y oscuros, que para los looks informales.

 

Zapatos rojizos

Cuando hablo de zapatos rojizos me refiero a los color teja, guinda, berenjena,… Y, aunque seguramente no están en tu top of mind, los zapatos de tonos rojizos son tan versátiles como los marrones. Combinan a la perfección con los azules, grises e, incluso, son un perfecto sustituto de los de color negro en trajes oscuros.

 

Zapatos de otros colores

Normalmente, soy muy democrática en lo que a estilos se refiere y, por lo tanto, suelo proponer consejos e ideas que incluyan a la mayor parte de los estilos. Sin embargo, los zapatos de colores son piezas que no termino de entender muy bien… De hecho, si yo tuviera el poder de Kim Jong-un no tendría misiles apuntado a Corea del Sur, si no a todos los zapatos blancos de la Tierra. Los exterminaría.

A parte de eso, los únicos zapatos de color que mi córnea tolera son los típicos de verano: náuticos, alpargatas, sneakers o alguno de ante azul.

 

 

In the blue loop: Blog moda masculina

Fotos: Pinterest, Vestirse por los pies

 

 

 

avatar

Noemi Morales

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *